GOLDEN
El primer requisito para poder tener un perro es ser una persona responsable. Sumándosele a esto la capacidad de tiempo, espacio y dinero para darle todo lo necesario.
El problema empieza con la reproducción inconsciente e irresponsable, muchas veces hasta de ejemplares con problemas de salud y físicos. Siempre he hecho incapié en que no todos los ejemplares deben cruzarse. Esto va más allá del término “discriminación” del cual han abusado en el ámbito de los rescatistas para tratar de incrementar las adopciones. Esto es un tema más de blanco y negro. Los ejemplares sanos, estables mentalmente, en la edad correcta y que más se apeguen al estandar de la raza, son los que deberían cruzarse ya que van a garantizar que esa raza en específico no pierda características y se degenere. Muchas veces se critica a los criadores, ya me he referido con anterioriodad a esto; pero repito, las razas ocupan de estos criadores responsables.
Esta mezcla de malos genes combinada con un propietario irresponsable e incapaz de proveerle al animal una buena vida, da como resultado una mezcla letal, una bomba de tiempo que dadas las circunstacias adecuadas, va a explotar…y no va a ser bonito.
No se ocupa sólo amor, no se engañen. Si nuestros padres hubiesen dejado que crecieramos sin reglas, sin límites y sin reprimendas, seríamos criminales sin propósito en la vida, frustrados, envidiosos, irrespetuosos, poco confiables y bastante déspotas a la hora de considerar las necesidades de los demás. En los perros la disciplina, educación, ejercicio mental, la correcta interacción social y la correcta administración de recompensas, da como resultado un animal confiable, sano física y mentalmente, estable y felíz. El amor, si bien es importante; no es ni el único ni el factor más importante en esta ecuación de un perro confiable. Claro que promuevo el amor hacia los animales, yo me dedico a esto por la gran pasión que me mueve a que existan perros más felices. Pero también la responsabilidad, la honestidad, la piedad y la madurez son valores que no pueden quedar por fuera porque vienen a aportar balance y objetividad. Sí, tener un perro no es algo que se debe tomar a la ligera. Y aquellos que cruzan y compran sin tener esto en mente necesitan reconsiderar sus acciones y entender que ellas no sólo le causan daño a los perros; si no que además están trayendo dolor, pánico y muchísimo sufrimiento a la población.
Un ataque causa cicatrices profundas y no sólo físicas, algunas tan profundas que duran toda la vida y acarrean consecuancias serias en la vida de las víctimas. No hay razón, motivo o excusa que justifique un acto irresponsable. Así como hemos juzgado y sentenciado a una eternidad de repudio a terroristas, criminales, asesinos, ladrones y genocidas; deberíamos aplicar lo mismo hacia este tipo de malhechores y atracadores agasapados e hipócritas. Ya que mientras sigan logrando vender, seguirán en “el mercado” y la ola de de consecuencias derivadas de su irresponsabilidad, seguirán extendiendose alcanzando una una magnitud de tzunami violento, cruel y doloroso. Pienselo así, compra un perro a un vende perros sin experiencia y amor real por sus animales, ese animal crece con problemas que en algún momento de su vida detonarán y desencadenarán una serie de eventos que afectarán la vida de muchísimas personas, las cuales a su vez afectarán a más y más.
Dijo Mahatma Gandhi: “Es incorrecto e inmoral tratar de escapar de las consecuencias de los actos propios.” ¿Entonces por qué estamos ignorando al enorme elefante rosa en la habitación? No debería parar todo en comentarios en perfiles de facebook, en insultos y amenazas vacías. Deberíamos concentrarnos en lo que realmente está faltando, que es educación y responsabilidad. Dejen de hablar de los perros involucrados en estos ataques. Sí el perro en parte, va a ser lo que yo como dueño haga de el. Pero está el enorme factor genético que siempre va a tener peso en el caracter de un ejemplar. Así que aunque el perro vaya a un hogar responsable, y se le de la educación adecuada y se cumplan todas las obligaciones citadas anteriormente; hay una enorme probabilidad que el ejemplar en algún momento afectado por su mala genética se vea involucrado en un accidente. Y de nuevo, TODO nos devuelve a esa persona irresponsable que cruzó a 2 malos ejemplares.
¿Por qué me tomo el tiempo para escribir esta nota tan extensa? (La cual agradezco lea en su totalidad y por favor la comparta y haga circular) Porque estoy cansada de la ola de violencia que se genera con cada noticia, olas que no llegan a la orilla porque a razón de unos pocos días, todo se olvida. Insultos, amenazas, malas palabras, mala información, conceptis erróneos, expertos de la noche a la mañana, etólogos ficticios…y eso no ayuda a nadie. No ayuda a mis perros, ni a los suyos, ni mucho menos a aquellos que están en la silla caliente a la espera que se dicte su sentencia.
Se ocupa una prueba de realidad y hago un llamado a la consciencia de todos y toda organización que pretenda o diga dedicarse a la defensa de los animales; no promuevan la violencia con más violencia. Por favor eduquen, pero eduquen con clase, con paz, con calma.
Termino con esta frase de Hellen Keller, gran defensora de los animales y promotora de varias razas:
“Hasta que la gran masa del pueblo se llene con un sentido de responsabilidad por el bienestar del otro, la justicia social nunca podrá alcanzarse.”

Instructora K-9 ACAN Dinah Otero Webb

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *