En reiteradas ocasiones me encuentro gente en las redes sociales, y en la calle; que me felicita y me alienta a seguir adelante en el proyecto que he emprendido con un grupo de valientes canófilos costarricenses. Estas personas apoyan de manera pasiva a ACAN, y creen que deben unirse, sin embargo; dos pequeñas asociaciones con un gran poder de manipulación les prohíben acercarse a cualquier evento que organice o participe ACAN. Es muy penoso para estas personas no poder ejecutar su libertad de tránsito o decisión, debido a estas amenazas injustificadas. Es increíble, pero en pleno siglo XXI siguen existiendo los monopolios y dictaduras asociativas, muestra fiel de su poca competitividad comercial e intelectual, estas pequeñas agrupaciones afilan todas sus estrategias a prohibir y satanizar, y no a generar acciones de valor que mantengan la fidelidad de sus seguidores. Muestra fiel de la poca capacidad y liderazgo; prohibir y amenazar nunca serán estrategias sostenibles en un plan de lealtad del consumidor.

Gracias a Dios, hoy en día muchas o casi todas las acciones que publiquemos en nuestras redes sociales, se convierten de orden público a partir del momento en que las posteamos en nuestros muros. Y en este caso en particular, quiero mostrar una muestra fiel del pobre engaño local que hacen estas personas, a gente trabajadora que dependen sus ingresos de las actividades caninas. Se menciona que localmente e internacionalmente cualquier persona que tenga relación con ACAN, será aislado de toda actividad probelga a nivel mundial. Lo cual queda demostrado que es totalmente falso con las siguientes dos fotografías que mostramos a continuación.

  1. Se muestra en la primer imagen a un manejador de show canino exponiendo su ejemplar en la Expo Canina de ACAN San José Costa Rica en agosto del 2015, se puede observar al Juez FCM entregando la calificación y posando para la foto.
  2. En la segunda foto se muestra al mismo manejador de show canino exponiendo su ejemplar en la Expo pro belga en Noviembre de 2015, en Managua Nicaragua. Recibiendo su calificación y posando para la foto con el Juez FCI.

Entonces con base a lo anteriormente expuesto, y dando pruebas fehacientes de lo argumentado, queda al descubierto que estas amenazas son netamente locales. Sacando una conclusión simple, en el país hermano Nicaragua a 400 km de distancia, la misma FCI si permitió que este manejador participara en varias asociaciones caninas a nivel regional.

Quien tenga ojo, mire. Y quien tenga oído, escuche. La libertad de asociación, tránsito y religión, nada ni nadie se la puede cuartar. El costarricense es libre de asociarse y libre de culto, está constituido en nuestra legislación. Quien intente violar ese derecho o impedirlo de alguna manera, esta incurriendo en faltas graves a la patria.

Les invito a seguir al pendiente de este blog realista y que les ayudara a sacar muchas dudas sobre las verdades en la canofilia local e internacional. No permitamos ser manipulados, ni mucho menos engañados por malos liderazgos, que apuestan al soborno fallido y cruel amenaza, que ponerse a trabajar y generar iniciativas que unifiquen y hagan crecer su organización. La Asociación Cinológica Autónoma Nacional de Costa Rica ACAN, no llego para competir con nada ni con nadie, llegamos a trabajar y generar propuestas para el beneficio de los canófilos costarricenses y los caninos queridos por todos.

“Creemos convencidos, que podemos impactar positivamente la sociedad costarricense por medio de nuestra pasión por los perros”

Ing. Rubén D. Rodriguez P. MBA